PALABRA DE VIDA. Monseñor Rico Pavés : “La llamada a la conversión suena con fuerza cuando avanzamos con la Iglesia en el camino del Adviento”

PALABRA DE VIDA. Monseñor Rico Pavés : “La llamada a la conversión suena con fuerza cuando avanzamos con la Iglesia en el camino del Adviento”


2 diciembre, 2022

La llamada a la conversión suena con fuerza cuando avanzamos con la Iglesia en el camino del Adviento. Con esa llamada inició Jesucristo la misión encomendada por el Padre. Así lo revivimos en el tiempo de Cuaresma. Ahora, sin embargo, cuando se nos anuncia que el Señor está cerca, la llamada a enderezar la vida brota de los labios del último de los profetas, san Juan Bautista. 

     En Adviento, elevamos nuestra oración al Padre de las misericordias y le pedimos que, al salir animosos al encuentro de su Hijo, no nos veamos impedidos por los afanes de este mundo. Teniendo de fondo esa petición, emerge la figura vigorosa de san Juan Bautista, el Precursor, que anuncia con su forma de vida y con sus palabras la necesidad de preparar el camino del Señor. No hay preparación sin conversión. Y no hay conversión sin la seguridad de que la misericordia divina es más fuerte que el pecado. Se nos regala el tiempo de Adviento para tener una experiencia renovada del perdón de Dios.

     La preparación al encuentro con Cristo que viene requiere centrarse en lo importante, sobreponerse a los reclamos del mundo y cultivar el fruto de la conversión. La vida sobria y austera del Bautista es proclamación sonora de que estamos llamados a metas más altas. Nuestra vida se frustra si gastamos las energías únicamente en satisfacer las necesidades del cuerpo. 

     La preparación al encuentro con el Señor requiere tener entre nosotros los mismos sentimientos de Cristo, es decir, cultivar la concordia entre nosotros, practicar la acogida mutua como Cristo nos acogió, ejercitar la actitud servicial hacia todos, elevar alabanzas continuas al Padre, tener paciencia y gustar el consuelo de la Palabra de Dios transmitida en las Escrituras. Así, quien se prepara para la venida del Señor descubre que no hay vivencia auténtica del Adviento sin la conversión que fortalece la esperanza.

+ José Rico Pavés

Obispo de Asidonia-Jerez

ASIDONIA

Sin Comentarios

Deja un comentario