PALABRA DE VIDA. Monseñor Rico Pavés : “el evangelio de este Domingo nos ofrece cinco detalles que nos ayudan a descubrir cómo Jesús aumenta nuestra fe”

PALABRA DE VIDA. Monseñor Rico Pavés : “el evangelio de este Domingo nos ofrece cinco detalles que nos ayudan a descubrir cómo Jesús aumenta nuestra fe”


30 septiembre, 2022

Auméntanos la fe es la petición espontánea que surge de los apóstoles y discípulos cuando acogen sin prejuicios a Jesús en sus propias vidas. Coincidiendo con el comienzo de un nuevo mes, celebramos en la diócesis de Asidonia-Jerez la Jornada de inicio del curso pastoral. Para orientar nuestros pasos durante este curso, el evangelio de este Domingo nos ofrece cinco detalles que nos ayudan a descubrir cómo Jesús aumenta nuestra fe.

El primer detalle es el trato cercano con el Señor. “La fe es decidirse a estar con el Señor para vivir con Él”. No habrá aumento de fe sin el diálogo de la oración que lleva a reconocer que Jesús se ha hecho nuestro compañero en el camino de la vida. Cuidar la comunión con Jesús es la condición primera para que la fe se mantenga en crecimiento.

El segundo detalle es la oración en común. Los apóstoles no piden aisladamente. El aumento de fe en cada uno requiere la petición común hecha por todos. En el plan del Señor no está que nos salvemos solos. La fe que recibe aumento es fe eclesial, es decir, fe profesada, celebrada, vivida y orada en la comunión de la Iglesia. 

El tercer detalle está en el hecho mismo de pedir: los discípulos presentan a Jesús una petición que sólo Dios puede conceder. Al pedir a Jesucristo un aumento de fe, los apóstoles están ya confesando la fe en Él. Pidiendo están ya consiguiendo aquello mismo que piden. Pedir creer es ya empezar a creer. Quien abandona la oración de petición verá truncado el aumento de su fe. 

El cuarto detalle requiere acoger la comparación de Jesús. El grano de mostaza es semejante a una mota de polvo, pequeño y casi imperceptible, pero dotado de una enorme fecundidad. La fuerza de la fe está en los frutos que es capaz de alumbrar. Arrancar con la palabra el arbusto plantado en tierra y enraizarlo en el mar es empresa tan imposible como inesperada. Así también las obras de la fe: se ejecutan con el poder infinito del amor y construyen esperanza. 

Ahora bien, el poder de la fe no es alarde presuntuoso sino servicio hecho en humildad. De ahí que el quinto detalle se descubra en la parábola del siervo fiel: verá aumentada su fe quien reconozca la vida como don precioso del Creador, convierta su trabajo en servicio y se sepa pequeño en las manos grandes de Dios. Felices si al final de cada día reconocemos que somos siervos inútiles que solo hemos hecho lo que teníamos que hacer.

+ José Rico Pavés

Obispo de Asidonia-Jerez

ASIDONIA

No Comment

LEAVE A COMMENT