PALABRA DE VIDA. Monseñor Rico Pavés : “Para responder a las exigencias evangelizadoras del momento presente, debemos hacer del Corazón de Jesús el punto de partida y de llegada de la misión”

PALABRA DE VIDA. Monseñor Rico Pavés : “Para responder a las exigencias evangelizadoras del momento presente, debemos hacer del Corazón de Jesús el punto de partida y de llegada de la misión”


25 febrero, 2022

Cuando seguimos trabajando en la tarea de caminar juntos, el comienzo del Año jubilar diocesano con motivo de la consagración de la Diócesis de Asidonia-Jerez al Sagrado Corazón de Jesús nos deja una experiencia inolvidable: nada nos une tanto como la certeza de sabernos infinitamente amados por el Señor. Por eso, para responder a las exigencias evangelizadoras del momento presente, debemos hacer del Corazón de Jesús el punto de partida y de llegada de la misión. 

     El punto de partida porque evangelizar es siempre compartir con otros el amor misericordioso que recibimos de Cristo. El evangelizador es persona que se sabe amada: perdonada y capacitada para llevar a todos la alegría del encuentro con Cristo. No podrá evangelizar ni dar testimonio quien no haya hecho experiencia del amor de Dios en su propia vida. En el símbolo del Corazón de Jesús reconocemos la fuerza del amor que salva y cambia la vida. Así lo confiesa san Pablo cuando resume en pocas palabras la enseñanza completa del evangelio: me amó y se entregó por mí (Ga 2, 20). La piedad sabia de la gente sencilla ha expresado esta verdad fundante de la vida cristiana plasmando de muchas maneras la imagen del Corazón de Jesús, poniéndola en la puerta de su hogar, en un lugar destacado de la casa o llevándola cercana a su propio corazón en una medalla u otro objeto de devoción.

     El Corazón de Jesús es también el punto de llegada de la misión como vemos en los evangelios. Después de enviar al grupo numeroso de los discípulos de dos en dos a proclamar la llegada del Reino de Dios, Jesús los recibe lleno de alegría dando gracias a Dios por revelar el evangelio a la gente sencilla y humilde, para invitar a continuación a acudir a Él y encontrar descanso aprendiendo de su corazón mansedumbre y humildad. No se equivocan los santos cuando invitan a ver en el costado abierto de Cristo el lugar donde encontrar refugio y descanso, es decir, junto a su Sagrado Corazón. El cansancio y las heridas de la vida encuentran reposo y curación en el amor del Corazón de Cristo. Pedimos al Señor en este año que nos enseñe a evangelizar desde su Sagrado Corazón.

+ José Rico Pavés

Obispo de Asidonia-Jerez

ASIDONIA

No Comment

LEAVE A COMMENT