Monseñor Rico Pavés preside la Jornada de la Vida Consagrada

Monseñor Rico Pavés preside la Jornada de la Vida Consagrada


3 febrero, 2022

La Diócesis celebró en la tarde ayer la Jornada de la Vida Consagrada con una Eucaristía presidida por Monseñor José Rico Pavés.

Homilía de Monseñor Rico Pavés en la Eucaristía de la Jornada de la Vida Consagrada

En la tarde de ayer la Real Iglesia de San Dionisio de Areopagita celebró la Eucaristía, presidida por Monseñor José Rico Pavés, Obispo de Asidonia-Jerez, con motivo de la Jornada de la Vida Consagrada. Este momento, que siguió las correspondientes medidas higiénico-sanitarias, unió a toda esta realidad eclesial junto al pastor diocesano, para darle gracias a Dios por las vocaciones y su importante labor callada que realizan cada día no solo en nuestra Iglesia local sino en toda la Iglesia universal.

“Cuando Cristo nos ama hasta tal manera experimentamos su cercanía que podemos decir en verdad cargo con nuestra heridas, nos reconocemos en sus propias heridas y así nos vemos confortados y consolados”. Con estas palabras el prelado recuerda una de las acciones de la vida consagrada, el reflejar en la sociedad que el amor de Dios es capaz de traer consuelo a los corazones.

Por otro lado, el prelado nos recuerda, haciendo referencia al Evangelio, otras de las acciones que vemos en la vida consagrada que es seguir la voluntad de Dios aún sabiendo que a veces no es nuestra voluntad, es decir, quien pierde su vida se gana. Asimismo, subraya la importancia de las palabras de Simeón, luz para alumbrar a las naciones, esa luz que debemos ser todos los cristianos y que especialmente llevan a cabo la vida consagrada.

Otro de los puntos que recordó el Sr. Obispo es el lema de esta jornada que nos lleva a lo que nos pide el Papa Francisco con el Sínodo, es decir debemos las distintas realidades caminar juntos en sinodalidad para así llevar a cabo la tarea de evangelizar .

Por último, recordar que en esta Eucaristía también se llevo a cabo un momento especial, la renovación de las promesas de la vida consagrada donde todas las realidades allí presentes rememoraron ese sí a seguir a Cristo.

ASIDONIA

No Comment

LEAVE A COMMENT