ENTIDADES DE IGLESIA DE LA DIÓCESIS SE MOVILIZAN ANTE EL DRAMA QUE SUFREN LAS PERSONAS MIGRANTES

ENTIDADES DE IGLESIA DE LA DIÓCESIS SE MOVILIZAN ANTE EL DRAMA QUE SUFREN LAS PERSONAS MIGRANTES


17 diciembre, 2020

Ante el Día Internacional del Migrante que se celebra mañana, día 18 de diciembre, un conjunto de entidades de Iglesia de la Diócesis de Asidonia-Jerez se unen para denunciar las injusticias que sufren las personas migrantes. En esta ocasión, señalan que deben cumplirse las condiciones fijadas por el Tribunal Constitucional para los rechazos de frontera en Ceuta y Melilla y ponen el foco en el drama de la migración en Canarias.

Una red de entidades de Iglesia se ha unido para conformar unaMesa de trabajo en la Diócesis de Asidonia-Jerezque se centra en denunciar cualquier acción que atente contra los derechos de las personas migrantes, así como promover prácticas sostenibles para el cuidado de nuestro planeta. 

La crisis económica, social y ambiental que hoy amenaza al planeta y a la humanidad tiene graves consecuencias y acelera el empobrecimiento de millones de personas en el mundo. Es por ello que la Iglesia, a nivel general, y concretamente en nuestra diócesis, no debe permanecer ajena a estos dos grandes problemas de la sociedad actual.

Esta Mesa Diocesana está guiada por las campañas “Migrantes con derechos” y “Enlázate por la Justicia”, promovidas a nivel nacional por Cáritas, Confer, Justicia y Paz, y la Subcomisión Episcopal de Migraciones y Movilidad Humana. Concretamente en la Diócesis, forman parte de esta iniciativa Cáritas Diocesana de Asidonia-Jerez, la Delegación Diocesana del MSC de Jerez, Confer, Delegación Diocesana de Misiones de la Diócesis, Manos Unidas y REDES (representada por PROYDE y Siloé). No obstante, la mesa de trabajo está abierta a la participación de cualquier entidad afín. 

Devoluciones sumarias en Ceuta y Melilla y drama en Canarias

Ante el Día Internacional del Migrante, las organizaciones que integran la Red Migrantes con Derechos a nivel nacional, y con el apoyo de la Mesa Diocesana, insisten en que, desde hace años se recogen testimonios de devoluciones sumarias de un modo sistemático en la frontera de Ceuta y Melilla, y ante ello solicitan, la derogación de la Disposición Final Primera de la Ley Orgánica de protección de la Seguridad Ciudadana. 

Estos testimonios relatan las historias de personas que han sufrido rechazos en frontera en la valla de Melilla siendo menores de edad, sin poder acceder al puesto fronterizo de Beni Ezar para pedir asilo con severas heridas físicas.

El Tribunal parece avalar la constitucionalidad de los rechazos en frontera sólo si cumplen tres condiciones: aplicación a las entradas individualizadas, sometimiento pleno y efectivo al control judicial, y que en ellos España cumpla las obligaciones internacionales adquiridas. En realidad, el TC limita su juicio de constitucionalidad al texto en abstracto de la disposición adicional, reconociendo que será preciso juzgar la legalidad y aun la constitucionalidad de cada actuación administrativa por la que se rechace a una persona en la frontera de Ceuta o de Melilla.

Además, poniendo el foco en Canarias, en los últimos meses han llegado miles de inmigrantes y muchos han muerto en su dramático viaje pagando un alto precio solo por buscar un futuro mejor más allá de sus fronteras. Y es que, el drama de la migración, no es solo canario o español, es una problemática que afecta a el mundo entero y es por ello que ni la ciudadanía ni las instituciones deben ser ajenas al sufrimiento de estas personas. 

Tampoco podemos obviar la complejidad de situaciones que convergen en este drama: la injusticia del comercio internacional, el hambre, las guerras inducidas en países con riquezas mineras, los regímenes políticos dictatoriales que expolian y reprimen a su pueblo, las persecuciones políticas y religiosas, las mafias organizadas, los desplazamientos forzosos a causa del cambio climático… Es por ello que la necesaria regulación de las migraciones pasa por abordar sus causas para asegurar el primer derecho de un emigrante, permanecer o regresar a su casa de manera voluntaria.

Las entidades que componen la Mesa creen que “es imprescindible crear en los países de origen posibilidades concretas de vivir con dignidad y simultáneamente, en los de destino, salvar su vida y hacernos cargo de su existencia a través de un conjunto de acciones que el Papa resume en “acoger, proteger, promover e integrar”.  De este modo, animan a seguir la invitación lanzada por el Pontífice en su encíclica “Fratelli Tutti” a recibir la llegada de personas diferentes, que proceden de un contexto vital y cultural distinto, como “un don, porque las historias de los migrantes también son historias de encuentro entre personas y entre culturas: para las comunidades y las sociedades a las que llegan son una oportunidad de enriquecimiento y de desarrollo humano integral de todos”. 

Convocatoria en Jerez con motivo del Día del Migrante

La Mesa Diocesana ha organizado el próximo viernes, 18 de diciembre a las 20 horas en la plaza del Arenal un acto público, respetando las medidas pertinentes sanitarias, por todas aquellas personas que perdieron su vida buscando un futuro más digno fuera de su hogar. Esta actividad se enmarca en el ya tradicional Círculo de la Fraternidad que se celebra en Jerez el último jueves de cada mes con el objetivo de denunciar diferentes problemáticassociales.

Asimismo, esta Mesa Diocesana organizará diferentes acciones a lo largo del curso tanto en el ámbito de las migraciones como en el de la ecología, dos temas abordados con especial preocupación por el Papa Francisco.

ASIDONIA

No Comment

LEAVE A COMMENT