NOS ACERCAMOS A LOS TESTIMONIOS DE LOS QUE MÁS CERCA VIVEN LA FESTIVIDAD DE TODOS LOS SANTOS Y CONMEMORACIÓN DE LOS FIELES DIFUNTOS


30 octubre, 2020

Entrevistamos al sacerdote José Antonio Fernández, Capellán del Cementerio de Nuestra Señora de la Merced y al diácono permanente, Francisco Holgado, Coordinador de la Pastoral de Exequias del Tanatorio de Jerez.

Entrevista a José Antonio Fernández

El Cementerio de Nuestra Señora de la Merced de Jerez, sede de la Diócesis, se prepara para vivir dos grandes festividades de la Iglesia, la Festividad de Todos los Santos y Conmemoración de los Fieles Difuntos, por ello su capellán nos cuenta como debido a la especialidad del momento que estamos viviendo se celebrarán distintas eucaristías cumpliendo estrictamente las distintas medidas higiénico-sanitarias y especiales por la situación que estamos viviendo tras la entrada en vigor de la última legislación proveniente de las distintas autoridades competentes.

“La importancia de la capellanía es mostrar ese consuelo a las familias y saber que el final no es la muerte”, así nos cuenta este sacerdote diocesano el acompañamiento a las distintas familias que viven la perdida de algún ser querido, recordando que su satisfacción esta en que muchas familias que no son cercanas a la Iglesia reciben aquí la paz y el consuelo, dándose cuenta de ese amor de Dios que llena nuestra vida.

Por último, José Antonio nos muestra como ante esta situación tan difícil que estamos viviendo el mensaje de esperanza es “tener presente la frase que esta en la capilla del cementerio, Cristo es el camino, la verdad y la vida”,

Francisco Holgado, diácono permanente de la Diócesis de Asidonia-Jerez, vive de cerca la Festividad de Todos los Santos y la Conmemoración de los Fieles Difuntos ya que es el Coordinador de la Pastoral de Exequias del Tanatorio de Jerez de la Frontera. “En el Tanatorio de Jerez se vive estas festividades que se acercan durante todo el año con la conmemoración de la resurrección de Cristo, ya que para todos los cristianos la muerte tiene sentido porque todo no acaba aquí en este mundo”; con este mensaje Francisco nos deja claro nuestra labor que es consolar y acompañar a las familias para encuentren ese sentido.

Por otro lado, la Iglesia de Cristo Resucitado, nombre que recibe la iglesia del tanatorio, vivirá estos momentos de manera muy especial y siguiendo al igual que el cementerio el estricto cumplimiento de las correspondientes medidas higiénico-sanitarias.

“Yo no cambiaria ni un segundo la experiencia acompañando a todas las familias en los momentos más duros de confinamiento”, el Coordinador de la Pastoral de Exequias nos explica como la Iglesia Diocesana estaba demostrando ese amor y consuelo tan necesario en los peores momentos de la pandemia, y en la que recibió tanto, aunque hubo momentos donde todos hemos sufrido.

Para Francisco otros de los momentos que le marcó en esta etapa fue el fallecimiento de una adolescente donde vio ese sufrimiento en sus familiares, dándose cuenta de la importancia de vivir para los demás, entregándote y sabiendo que en nosotros no esta el conocer nuestro destino ni el día que nos iremos de este mundo.

Por último, Holgado nos deja un mensaje de esperanza ante esta situación, “La vida no termina, la vida se transforma”, recordando como este momento nos ha hecho ver que sin Cristo que es dueño de nuestro vida, no seremos nada, recordándonos que con su amor todo se puede.

ASIDONIA

No Comment

LEAVE A COMMENT