HABLAMOS CON LA NUEVA DELEGADA DE MANOS UNIDAS DE ASIDONIA-JEREZ MARÍA ASUNCIÓN DELAGE

HABLAMOS CON LA NUEVA DELEGADA DE MANOS UNIDAS DE ASIDONIA-JEREZ MARÍA ASUNCIÓN DELAGE


16 octubre, 2020

La Delegación de Manos Unidas de Asidonia-Jerez, cuya nueva delegada es María Asunción Delage, nos habla sobre las jornadas formativas en las que participa la delegación y la celebración del Día Mundial de la Alimentación y Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

María Asunción Delage coge el mandato tras trabajar varios años en la propia delegación, como nos cuenta es una delegación grande ya que no solo Jerez, sino toda la Diócesis pueden participar en este voluntariado. “Es un año complicado no solo para las misiones y actividades en los países más necesitados, ya que aquí estamos en un momento de incertidumbre”, así nos contaba Asunción que debido a la pandemia no se pueden hacer distintos actos que otros años hacíamos sin ningún tipo de problema. Lo peor de todo es la situación de los países mas vulnerables, ya que están sufriendo los golpes más duros de esta crisis sanitaria, social y económica.

Asimismo, María Asunción hace llamamiento para acoger a nuevos voluntarios que puedan aporte su granito de arena para ayudar a tantísimas personas que nosotros aquí en los países desarrollados no nos damos cuenta del sufrimiento y necesidades que ocurren cada día en otros países que sin nuestra mano tendida le es imposible sobrevivir.

Por otro lado, nos cuenta las jornadas formativas que llevarán a cabo hasta mañana sábado de formar telemática, jornadas que sirven para la formación para las nuevas situaciones que nos tocan vivir, donde nos unimos todas la delegaciones de toda España para tratar y buscar la forma de poder seguir ayudando en tiempos de coronavirus.

DÍA MUNDIAL DE LA ALIMENTACIÓN E INTERNACIONAL PARA LA ERRADICACIÓN DE LA POBREZA

Con motivo del Día Mundial de la Alimentación y el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, Manos Unidas denuncia la indiferencia internacional ante la dramática realidad que viven 1.300 millones de personas afectadas por la pobreza multidimensional. Asimismo, la ONG recuerda que, a los 690 millones de personas que padecen hambre en el mundo, se sumarían entre 83 y 132 millones más a raíz de la crisis generada por el coronavirus. Para Manos Unidas los avances siguen siendo lentos e insuficientes para alcanzar las metas establecidas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible para la erradicación del hambre y la pobreza. El hambre en el mundo no ha dejado de aumentar desde 2014. 

Las causas del hambre: diversas e interrelacionadas

Desde hace décadas sabemos que el sufrimiento de tantas personas no se debe a la escasez de recursos ni a causas naturales, sino a estructuras injustas y relaciones que están basadas en la desigualdad. A estas causas se añade la «indiferencia cómoda, fría y globalizada» a la que se refiere el papa Francisco en Fratelli Tutti.

La pandemia golpea con gravedad a las poblaciones más vulnerables

La crisis sanitaria, económica y social desatada por el coronavirus amenaza con echar abajo una década de avances frente a la pobreza.

Tres retos para luchar contra el hambre en tiempos de coronavirus

En primer reto es garantizar el acceso a alimentos inocuos, nutritivos y suficientes. Para ello, Manos Unidas apoya iniciativas agroecológicas de pequeños agricultores, trata de asegurar fuentes de agua adecuadas y refuerza los sistemas de procesamiento y comercialización. El segundo reto es conseguir que las organizaciones locales sean cada vez más fuertes y estables para que reivindiquen y defiendan sus derechos ya que los derechos están aún menos garantizados con la excusa de la pandemia: hay más abuso de poder, violencia e impunidad». 

Un tercer reto, quizás el más importante y el más complejo: transformar nuestros estilos de vida y consumo para que sean una auténtica vacuna contra el hambre y la pobreza. Varias preguntas: «¿qué como?, ¿cuánto como?, ¿cuánto tiro a la basura?, ¿dónde compro?, ¿quién lo produce?, ¿dónde lo produce?, ¿cómo lo produce?, ¿para qué lo produce?, ¿dónde invierto mis ahorros?». 

Durante los meses de pandemia y con el objetivo de paliar las necesidades alimentarias y sanitarias de las poblaciones más empobrecidas, Manos Unidas ha apoyado a más de 1,2 millones de personas en América Latina, Asia y África, a través de 129 proyectos de emergencia por un importe superior a los 3,2 millones de euros. Asimismo, la ONG ha tenido que reformular casi 180 programas de desarrollo ya en marcha para adaptarlos a las necesidades más acuciantes de las poblaciones con las que trabaja.

ASIDONIA

No Comment

LEAVE A COMMENT