CARTA DEL OBISPO CON MOTIVO DE LA CAMPAÑA DE MANOS UNIDAS


7 febrero, 2020

A los sacerdotes, diáconos, religiosos, religiosas, seminaristas y a todos los fieles,

Durante este año, llevaremos a cabo la Campaña LXI bajo el lema «QUIEN MÁS SUFRE EL MATRATO AL PLANETA NO ERES TÚ» basado en la encíclica “Laudato Si” del Papa Francisco ante la preocupación por la naturaleza y la justicia con los empobrecidos (LS10).

Como afirmaba el Papa Francisco, en su Discurso a los participantes en la Conferencia Internacional en el tercer aniversario de Laudato Si, el 6 de julio de 2018: “son los pobres los que sufren el peor impacto de la crisis climática: son ellos los más vulnerables a los huracanes, las sequías, las inundaciones y otros fenómenos meteorológicos extremos…Por lo tanto, hace falta valor para responder a los gritos cada vez más angustiosos de la tierra y de sus pobres.”

A la luz de las palabras del Papa, podemos afirmar que la humanidad tiene la importante obligación moral de cuidar y proteger nuestro hogar común, el planeta Tierra, así como ser solidaria con los miembros más pobres y vulnerables de la sociedad que son quienes más están sufriendo el cambio climático. La irresponsabilidad de las generaciones pasadas y presentes no puede dañar el futuro de la familia humana, especialmente de sus miembros más vulnerables. Es este un reto para Manos Unidas.

Y para ello, como asociación de la Iglesia Católica inspirada en el Evangelio y en la Doctrina Social de la Iglesia, Manos Unidas tiene ante sí el propósito de luchar para que se actúe con prudencia y responsabilidad en nuestras economías, promoviendo un crecimiento que haga posible un progreso y un crecimiento que beneficie a todos y que evite una “economía de la exclusión.” También tiene el desafío de sensibilizar y favorecer la necesidad de proteger la casa común y de adoptar decisiones realmente eficaces para contrarrestar los cambios climáticos.

Ante este reto quiero invitar a todas las parroquias, movimientos, asociaciones, hermandades y comunidades cristianas de nuestra Diócesis a participar en esta campaña que celebra Manos Unidas. Os animo a uniros al gesto significativo del «Día del Ayuno Voluntario» que se celebrará el viernes 07 de febrero, y a ofrecer una generosa aportación económica tanto en las colectas de las Misas del próximo domingo 09 de febrero, como en las mesas petitorias en las calles de la ciudad. 

Por último, deseo enviar un mensaje de felicitación y estímulo a los numerosos asociados y colaboradores que, inspirados por su conciencia cristiana, están comprometidos con Manos Unidas.

Con mi cordial saludo y bendición, alabado seas, mi Señor,  

+ José Mazuelos Pérez

Obispo de Asidonia-Jerez

ASIDONIA

No Comment

LEAVE A COMMENT